Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

VERACRUZ, UN CAOS

Compartir

Francisco Javier Capi Hernández

La ingobernabilidad es totalmente evidente con un gobierno estatal incoherente, un congreso y un poder judicial sin rumbo y que causan hilaridad por tantos desaciertos, así como un pueblo decepcionado, que esperaba gobernantes honestos y transparentes, que tomaran las mejores decisiones, que cumplieran con las promesas hechas y los compromisos adquiridos, entre los cuales se encuentra la revocación de mandato, pues “el pueblo pone, el pueblo quita”, tal como lo estableció el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, al hacer referencia al apoyo, o su retiro, que la gente ofrece por los resultados de los gobiernos.Cuando un gobernante incumple una promesa electoral, como la revocación de mandato, y deja a un lado los principios, cuando busca la mayoría o el consenso a costa de esos valores, traiciona a sus votantes. Todo eso ha sucedido en el Estado.

Más mal no le puede ir a Veracruz. Y los errores se pagan.La oposición, aún sin liderazgos significativos, está de plácemes por tantos errores de los tres poderes en la entidad, que se encuentran sumidos en el caos y que le pavimentan el camino para obtener más triunfos en las alcaldías y en las diputaciones locales y federales, pues las masas ahora castigan de manera silenciosa a los malos gobiernos con su voto adverso.Si Andrés Manuel López Obrador quiere que su partido sea competitivo en 2021, aprobará cambios de forma y de fondo, apenas Cuitláhuac García Jiménez cumpla los dos años de gobierno para que pueda solicitar licencia al cargo que no pudo desempeñar con acierto, dejando al congreso local la facultad de elegir al sustituto.Nombres ya se mencionan para ocupar el lugar de Cuitláhuac.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *