Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

MAYO, DÍAS DE GUARDAR PORQUE VIENE EL PICO DE LA PANDEMIA DE COVID-19

Compartir
                                            = Concientización y control más estricto de las autoridades, para que los contagios no se desborden.
Francisco Javier Capi Hernández
Las proyecciones del subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, son que entre el 6 y 8 de mayo se presentará el pico más alto de la curva epidémica, que podría colapsar el sistema de salud y el país estaría en graves problemas para atender a las personas con Covid-19, por lo que recomendó respetar la sana distancia, cuidar la higiene y la etiqueta respiratoria, permitiéndose sólo actividades que en verdad sean esenciales y prohibiendo los eventos en espacios públicos.

López-Gatell no recomienda el uso de cubrebocas como medida de protección, pues señala que su uso únicamente se recomienda a profesionales de la salud y cuidadores de pacientes, así como a personas que presenten síntomas de enfermedad respiratoria. Pero algunas personas enfermas no desarrollan síntomas, por lo que podrían propagar la infección sin saberlo.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que los cubrebocas son para personas que están enfermas, los que cuidan a otros que están enfermos, o los trabajadores de la salud.
Por su parte, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan usar cubrebocas de tela en lugares públicos donde sea difícil mantener las medidas de distanciamiento social, por ejemplo, tiendas departamentales, mercados populares, etc., para desacelerar la propagación del virus y evitar que quienes puedan tenerlo sin saberlo, lo transmitan a otras personas, como en México, donde se hacen muy pocas pruebas de Covid-19. Asimismo, recomiendan que los cubrebocas de tela no los usen niños menores de 2 años, ni personas con problemas respiratorios o que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitárselas sin ayuda.
La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recomienda su uso en condiciones de aglomeración, como transporte público, metro, camiones, metrobús, mercados, filas y tiendas.
Los estados de México, Coahuila, Puebla, Michoacán, Tamaulipas, Chihuahua, Jalisco, Yucatán, Morelos, Nuevo León y Quintana Roo, han adoptado el uso obligatorio del cubrebocas al transitar por espacios públicos. En la ciudad de México es obligatorio en el transporte público, incluido el metro.
Naucalpan estableció multas por 4344 pesos a quien no lo porte. En Irapuato han arrestado a personas por andar sin él.
En Orizaba y Xalapa es obligatorio su uso, ordenando el ayuntamiento de la capital del Estado la compra de 300 mil, que entregará gratis.
El ayuntamiento de San Andrés Tuxtla también obsequió cubrebocas de tela a la población.
El cubrebocas ayuda a que las pequeñas gotas de saliva que se arrojan al hablar, estornudar o toser, no lleguen a la gente que se encuentra cerca, por eso es importante usarlo. Entre más personas lo utilicen habrá menos contagios.
El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez declaró que los próximos 15 días son cruciales para detener la propagación del virus en la entidad y que el mayor número de contagios se registrará en la segunda quincena de mayo.
Para no rebasar la capacidad hospitalaria con la que se cuenta en el Estado, una de las medidas sería que el uso de cubrebocas sea obligatorio y que se les proporcionara de manera gratuita a las familias más necesitadas.
En la región de Los Tuxtlas, Aurrerá, Soriana y Chedraui, prescindieron de los “cerillos”, para no arriesgarlos, no admiten clientes sin cubrebocas, y a la entrada de esos centros comerciales, ofrecen gel antibacterial, y están desinfectando los carritos para la mercancía. Básicos Pouchoulen también adoptó medidas similares.
No se puede decir lo mismo de otras negociaciones, donde pocos empleados usan cubrebocas.
En el Mercado Municipal 5 de Febrero de la ciudad de San Andrés Tuxtla, los locatarios y canasteras recibieron cubrebocas de tela por parte del ayuntamiento, pero son poquísimos quienes los usan. Y la mayoría de los clientes tampoco los portan. Así que este centro de abasto puede ser un foco de contagio.
No todos los taxistas los usan.
Es tarea conjunta de autoridades y ciudadanía, evitar la proliferación del coronavirus.
¡Seamos responsables!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *