Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En venganza contra dueños de radio, Mago cierra basurero pero afecta a Tierra Blanca

Compartir

Por: Aldo Rodríguez Camacho.

Cosamaloapan, Ver., No propone, tampoco resuelve, pero si es represiva y aprensiva la señora Margarita Corro Mendoza, en cargo que tiene de diputada local por el distrito de Cosamaloapan, obtenido por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), por efecto Andrés Manuel López Obrador, al forzar la clausura del basurero de Tierra Blanca –no relleno-, en venganza contra el pésimo y gris alcalde panista Patricio Aguirre y los voraces empresarios radiofónicos “Hazz”,  terminando afectando a la sociedad terrablanquense.

La señora Corro Mendoza, sin rumbo legislativo, alejada de los problemas sociales de cañeros, plataneros, arroceros, caminos rurales, carreteras, contaminación del río Papaloapan, por los ingenios, etanoleras y el caso de descargas de líquidos contaminantes en Amatitlán, en su afán de venganza contra el alcalde y los ahora atomizados dueños de la radio Max y un periódico local, sigue cobrando represión con un problema de basura, sin presentar soluciones.

Dejando de atender temas medulares, como la muerte de peces en Las Peñitas de Cosamaloapan o en Amatitlán.

Pero hoy en un acto protagónico, en oficinas del Congreso, hasta se atrevió a decir, que el tema del medio ambiente, ya “no será mera simulación, sino acciones efectivas para contrarrestar la contaminación y resarcir el daño causado a los ecosistemas en la entidad”.

Acompañada del Procurador Ambiental, Sergio Rodríguez, que ya hizo fama, de amenazar a los alcaldes de la cuenca, cuando le piden poner orden por contaminación al río, con la letanía de que les va a cerrar sus basureros.

Tanto Mago Corro como Valentín Reyes, diputado federal de Tres Valles, son ajenos a las causas sociales y ya tienen una animadversión de la sociedad, apenas en menos de un año del cargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *